Monegros Desert Festival retumba de nuevo en Fraga

Tras ocho años de ausencia, el Desert Festival vuelve a resonar en la estepa monegrina y reúne a casi 56.000 personas en una fiesta sin precedentes en Aragón

“Brutal”, “increíble”, “alucinante”, “bestial”,… A los asistentes este sábado al Monegros Desert Festival se les quedaban cortos todos los adjetivos para calificar lo que estaban viviendo. No es de extrañar, porque el sarao que ha organizado en medio del desierto aragonés la familia Arnau (propietaria de la discoteca Florida 135 de Fraga) ha sido mayúsculo. Un recinto con una extensión similar al de 24 campos de fútbol, once escenarios, entre ellos un Airbus A330 reconvertido en pista de baile, 125 artistas, 22 horas seguidas de música y unas 56.000 personas llegadas de 85 países. Las cifras asustan y dan una ligera idea de lo que ha sucedido este fin de semana entre Candasnos y Fraga. Solo ligera porque únicamente los que han acudido pueden atisbar la magnitud real del festival.

Como es lógico, la desorbitada cifra de público ha hecho que se formaran filas (tanto de coches en la N-II para acceder al parking como de gente para entrar al recinto), algo de lo que ya había advertido la organización. Algunos de los asistentes han criticado las esperas y han pedido mejoras en este sentido de cara a próximas ediciones. Eso sí, en cuanto accedían al recinto una sonrisa se les dibujaba en la cara.

La edición de este 2022 era especial por varias razones. Primero porque no se pudo celebrar en 2020 como estaba previsto (debido al covid) y segundo porque la última edición del Monegros Desert tuvo lugar en 2014. Ocho años de espera que han dado lugar a una edición de récord (en sus últimas citas había logrado reunir a una media de 40.000 personas).

La gran fiesta de la música electrónica en España ha echado a andar a las 14.00 horas de este sábado y concluirá a las 12.00 de este domingo. El enorme recinto ha comenzado a llenarse de forma progresiva y a mitad de tarde ya presentaba una muy buena imagen. A eso de las 18.00 horas, María y Paula, dos jóvenes de Barcelona de 26 y 27 años, accedían al recinto con la emoción por las nubes. “Es la primera vez que venimos y tenemos muchas ganas de vivirlo a tope. Nos han hablado maravillas de este festival y queríamos experimentarlo en primera persona”, han indicado.

El sol ha apretado de lo lindo a lo largo de la tarde del sábado y los ‘túneles de lavado’ que había preparado el festival para refrescar a los asistentes han funcionado a todo ritmo. “De vez en cuando venimos porque si no nos puede dar un patatús”, ha reconocido Irene, una zaragozana de 24 años que acudía por primera vez al festival con todo su grupo de amigos.

De todo el mundo
El Monegros Desert ha reunido a jóvenes (y no tan jóvenes) de todas las partes del país, además del extranjero. Como Flavio, un joven italiano que ha decidido dedicar un fin de semana de sus vacaciones en la costa catalana al Monegros Desert. «Nos gusta mucho la música techno, así que hemos aprovechado que estábamos en España para venir», ha indicado.

En las horas de más calor, han sido muchos los que se han refugiado en el escenario El Corral, más fresco y con sombra. Precisamente, fue en esa pequeña edificación donde comenzó a fraguarse todo hace más de 30 años (ahí organizó la familia Arnau las primeras raves al salir de la discoteca Florida 135).

El sonido ha retumbado con fuerza y calidad en todos los escenarios. Y han sido muchos los que han querido vivir la experiencia de bailar dentro de un Airbus 330. “Esto es alucinante y el ambiente del festival es brutal”, ha reconocido el madrileño David Rosales mientras danzaba al ritmo de la música dentro del avión.

Pensando ya en la edición de 2023
Para que todos los asistentes disfruten de lo lindo, la organización ha preparado un cartel de primer nivel en el que el gran protagonista es el techno en todas sus versiones, con artistas como Paco Osuna, Adam Beyer Vitalic, Chase & Status, Paul Kalkbrenner, Richie Hawtin, Laurent Garnier o el oscense Andrés Campo, dj residente de Florida 135. En esta edición, sin embargo, el Monegros Desert ha seguido abriéndose a otros géneros y además de hip hop (con nombres como SFDK o los míticos Wu-Tang Clan) también ha programado por primera vez música reggae. “En las próximas ediciones queremos seguir añadiendo nuevos géneros”, subrayaba el pasado viernes Cruz Arnau a este diario.

Porque tanto ella como su hermano Juan están convencidos de que al Monegros le queda cuerda para rato. “Si este año la gente sale contenta y todo funciona bien estaremos aquí otra vez en 2023”, indicaba Cruz Arnau. Sin duda, muchos de los asistentes este sábado al festival ya estarán contando las horas.

Fuente: El Periódico de Aragón
+Info: https://monegrosfestival.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

The show must go on
ARAYTOR CORREDURIA DE SEGUROS, S.L.

Gran Via de les Corts Catalanes, 565, 08011 Barcelona
Pº Castellana 91, 4º planta Oficina 1 28046 Madrid

T. 932 72 48 60 | events@araytor.com

SÍGUENOS

Partners de la Asociación de
Promotores Musicales

logo-APM-2021

Contacta con nosotros

Llámanos o rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo.