Rosalía pone la guinda al éxito de ‘Motomami’ con el Grammy Latino a álbum del año

Es la primera mujer que consigue dos veces el máximo galardón en los 23 años de historia de los premios

Llegó vestida de negro, empezó su actuación con una chaqueta roja y acabó sobre el escenario vestida de oro y con el premio más importante de los Grammy Latinos en las manos: álbum del año. Rosalía ha conseguido con ‘Motomami’ lo que ya logró en 2019 con ‘El mal querer’: el reconocimiento definitivo en los premios más importantes de la música latina en Estados Unidos. Y con otros tres gramófonos (disco de música alternativa, ingeniería de grabación y diseño de empaque) puso el jueves por la noche en Las Vegas la guinda a un éxito global indiscutible. Además, hizo historia: es la primera mujer artista que logra dos veces el máximo reconocimiento en los Grammys Latinos, que este año celebran su 23 edición.

“Es el disco que más me he tenido que pelear para hacer, que más me ha costado hacer, pero tiré para adelante y es el que más alegrías me ha dado”, dijo emocionada sobre el escenario la de Sant Esteve Sesrovires, que dio las gracias por el apoyo a su música siempre “aunque siempre está cambiando”. En su lista de agradecimientos también incluyó a Latinoamérica “por tanta inspiración” y a su país ( “por seguir dándome cariño y por no dejarme caer”). Y añadió también a su familia, a su equipo, a Dios, y a su pareja, Rauw Alejandro (“el amor de mi vida”).

Era un broche tan dorado como su último vestido para una noche que, en la parte más alta del palmarés, le volvió a unir a C. Tangana. Porque el autor de ‘El madrileño’ y Jorge Drexler se llevaron justo antes los premios a grabación y canción del año por ‘Tocarte’.

La música urbana en español
El uruguayo fue el gran triunfador de la noche con siete gramófonos en total, por encima de los cinco del ausente Bad Bunny, que llegaba como favorito con 10 nominaciones en siete categorías y que ha logrado con ‘Verano sin ti’ un éxito abrumador y también sin precedentes, convirtiéndolo en el primer disco íntegramente en español que luchará por el premio de Álbum del año en los Grammy generales. Y cuando Drexler recogió uno de los premios de ‘Tocarte’ quiso dedicarlo “a todos los que hacen música urbana en español porque han llevado el idioma español hasta lugares del planeta adonde no habíamos llegado nunca”.

“Lo que está pasando con la música en español no tiene un precedente histórico, felicitaciones a todos”, dijo Drexler, que luego ante la prensa insistió en recordar el logro de que una canción en español se oiga por ejemplo en una calle de Atenas y llamó a entender que “la cultura hispana va de Borges hasta Bad Bunny”.

Sabe de lo que habla. Solo en EEUU las ventas de música latina alcanzaron 510 millones de dólares en la primera mitad del año y se espera que para cuando acabe 2022 esas ventas superen los 1.000 millones de dólares, según datos de la Asociación de la Industria Estadounidense de la Grabación. Y prácticamente todos esos ingresos, el 97%, llegaron del streaming. Según contaba Spotify recientemente a ‘The New York Times’, la mitad de sus usuarios en todo el mundo hacen streaming de al menos una canción latina al mes.

Una gala diversa
La potencia y la diversidad de ese nuevo fenómeno global se desplegaba en la gala televisada de los Grammy Latinos con actuaciones como la de la propia Rosalía, que interpretó al piano parte de ‘Hentai’, luego paseó en latex negro ‘La fama’ y acabó bailando ‘Despechá’, con un ‘perreo’ con su pareja incluido. Se vio también en los números de Karol G y Anitta, a las que los recatados censores de la cadena Univision silenciaron en varias palabras, como a Rosalía cuando cantó “chingar”.

Hubo futurismo y ritmo en el medley de Rauw Alejandro,. duos como los de Drexler y Elvis Costello, Sebastián Yatra y John Legend, y Christian Nodal y Christina Aguilera, que puso toda la potencia de su voz en una ranchera.

Fue también la noche de Marco Antonio Solís, reconocido como la personalidad del año por la Academia de Grabación Latina, y que actuó tanto en solitario como con su primera banda, Los Bukis, a la que ha dado una segunda vida. Pero los corazones los robó Ángela Álvarez, la mujer de 95 años que compartió el premio de artista revelación con la joven mexicana Silvana Estrada. Álvarez, cubana, quiso cantar desde que era adolescente pero a los 15 años su padre le dijo que no. Dejó aparcados los sueños conforme emigró de Cuba, en un viaje difícil que le obligó a estar separada durante unos años de sus hijos, y ha acabado siendo uno de sus nietos quien le ha permitido acabar cumpliéndolo. “Aunque la vida es difícil, siempre hay una salida”, dijo sobre el escenario. “Con fe y amor se puede lograr, nunca es tarde”.

Las Migas
La suerte también sonrió en Las Vegas a Las Migas, el cuarteto catalano-andaluz que se llevó con su ‘Libres’ el premio como disco del año de flamenco.

Fuente: El Periódico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

The show must go on
ARAYTOR CORREDURIA DE SEGUROS, S.L.

Gran Via de les Corts Catalanes, 565, 08011 Barcelona
Pº Castellana 91, 4º planta Oficina 1 28046 Madrid

T. 932 72 48 60 | events@araytor.com

SÍGUENOS

Partners de la Asociación de
Promotores Musicales

logo-APM-2021

Contacta con nosotros

Llámanos o rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo.